• La Revolución de la ternura


    Encuentro Misionero de Jóvenes (8-10 abril)"
  • Guía Compartir la Misión


    Propuestas misioneras para jóvenes
  • Revista Supergesto


    Suscríbete a la revista misionera de los jóvenes
  • App Infancia Misionera


    Disponible para tablets, móviles y pizarras digitales

viernes, 18 de octubre de 2013

Mensaje del Sr. Obispo

El DOMUND del Año de la Fe

                El próximo Domingo celebraremos el día del Domund. El papa Pío XI estableció esta Jornada en el año 1926 con el nombre de “Domingo Mundial de las Misiones” que, a partir del año 1943, es conocida como DOMUND en todos los ámbitos eclesiales de lengua castellana. Es la primera de las Jornadas Mundiales establecidas por la Santa Sede y que tiene, como sabemos bien todos, una extraordinaria tradición entre nosotros. Nuestra Diócesis de Tui-Vigo ha vivido siempre esta Jornada con gran implicación y queremos seguir haciéndolo así.
                 El lema del DOMUND de este año es: “Fe + Caridad = Misión”.  El hecho de que la Jornada de las Misiones de este año se celebre en el Año de la Fe, y casi como clausura del mismo, nos hace pensar en el carácter esencialmente misionero de nuestra fe. 

El que cree está llamado a vivir la caridad como la dimensión primera de su vida. Y desde una vida vivida en fe y caridad brota la misión. La misión no es una opción de perfección de alguien que apuesta por una entrega total de su vida al servicio de los demás en sus cuerpos y en sus almas, sino la manifestación indispensable de la vida de quien dice tener fe. Por ello, todos tenemos que ser misioneros  por ser creyentes. De este modo, como dice el Papa Francisco en su Mensaje para el  DOMUND, esta Jornada tiene  como finalidad “animar y profundizar la conciencia misionera de cada bautizado y de cada comunidad, ya sea llamando a la necesidad de una formación misionera más profunda de todo el Pueblo de Dios, ya sea alimentando la sensibilidad de las comunidades cristianas a ofrecer su ayuda para favorecer la difusión del Evangelio en el mundo”.
                 En el Mensaje antes citado, el Papa Francisco nos dice que el anuncio del Evangelio es parte del ser discípulos de Cristo y, por ello, es un compromiso constante de toda la vida de la Iglesia. Ya el Papa Benedicto nos dejó dicho en la Exhortación Pastoral Verbum Domini que el impulso misionero es una señal clara de la madurez de una comunidad eclesial. A este respecto, recalca el Papa Francisco en su Mensaje, la fuerza de nuestra fe se mide por la capacitad que tenemos de comunicarla a los demás, por el entusiasmo que mostramos por compartirla con los que caminan a nuestro lado en la vida, por la fuerza que tenemos para difundirla a los que están lejos.
                La dimensión misionera es sin duda una señal de identidad de nuestra fe. Tenemos que pedirle al Señor que nos haga sentir profundamente en nuestras vidas el gozo de ser misioneros de nuestra fe y que nos conceda la generosidad para colaborar activamente con todos nuestros medios para hacer que resplandezca en nuestro tiempo la vida buena del Evangelio.
                 En la Jornada del DOMUND de este año 2013 nuestra Diócesis de Tui-Vigo quiere también aportar su granito de arena para ayudar económicamente a la ingente labor de nuestros misioneros y misioneras, que son, sin duda, el tesoro más preciado de nuestra Iglesia. Sus vidas y sus hermosas y difíciles tareas apostólicas dependen de nuestra generosidad.
                 Os pido a todos los sacerdotes, a los religiosos y religiosas, a los consagrados y consagradas y a todos los fieles de nuestra Diócesis la mayor y la mejor colaboración para que un año más podamos dar lo mejor de nosotros mismos en esta celebración del DOMUND.
                               Con mi bendición y con todo mi afecto                                                                              
                                                                                                                                                                Luis Quinteiro Fiuza
                                                                                                                             Obispo de Tui-Vigo