• La Revolución de la ternura


    Encuentro Misionero de Jóvenes (8-10 abril)"
  • Guía Compartir la Misión


    Propuestas misioneras para jóvenes
  • Revista Supergesto


    Suscríbete a la revista misionera de los jóvenes
  • App Infancia Misionera


    Disponible para tablets, móviles y pizarras digitales

jueves, 27 de junio de 2013

Obras Misionales Pontificias, una gran red mundial de solidaridad.

Cada año, gracias la generosidad de los donantes de Obras Misionales Pontificias, cobra vida el milagro de la multiplicación de los panes. Desde cada rincón del planeta la solidaridad se despliega a través de los donativos que las Obras Misionales Pontificias reciben y que luego se convierten en ayudas que tienen como “repartidores” a los misioneros, que siempre están cerca de los más necesitados.

El Señor bendice estas ofrendas, para que se multipliquen por 30, por 60, por 100, como dice la parábola del sembrador, y lanza una mirada de complicidad a quienes, como los niños del milagro, han puesto en sus manos la pequeñez de su limosna.


Muchas de estas ofrendas llegan incluso de los países más pobres, que como el niño del milagro, ponen lo poco que tienen en sus manos conscientes de que es desproporcionado ante tanta necesidad, pero hacen lo que Jesús les pide: “Dad de vuestra pequeñez, dad de vuestra pobreza...”.

Así, en los cinco últimos años, desde el año 2008 al 2012 –años sellados por la crisis económica–, los fieles de Asia han entregado a la Iglesia para las misiones 49.626.421,23 $; los de Oceanía, 45.689.685,51 $; los de África, 11.848.710,70 $; los de América, 355.821.205,69 $; y los de Europa, 534.358.907,81 $. En total, han sido 997.344.930,94 $. De estas aportaciones, 145.805.825,81 $ han salido de los bolsillos de los españoles.

Desde Obras Misionales Pontificias agradecemos la generosidad de todos los españoles que demuestran cada año su gran sensibilidad con las misiones y la labor de los misioneros.


Anastasio Gil, Director Nacional de OMP