• La Revolución de la ternura


    Encuentro Misionero de Jóvenes (8-10 abril)"
  • Guía Compartir la Misión


    Propuestas misioneras para jóvenes
  • Revista Supergesto


    Suscríbete a la revista misionera de los jóvenes
  • App Infancia Misionera


    Disponible para tablets, móviles y pizarras digitales

miércoles, 17 de abril de 2013

DESDE EL SUR DE LIMA...

           Queridos amigos de la Delegación:
Gracias por vuestra carta de Pascua. Fue una sorpresa grata recibirla, pues salí de Vigo en septiembre del 81, han pasado muchos años y aun recuerdo con cariño los buenos años pasados por ahí. Iba con frecuencia por la oficina de misiones, y me gustaba participar con la buena gente que en esa época trabajaba en el aspecto misionero. Don Ramón...
Soy Hermana del Amor de Dios.
       Yo vivo en Lima desde que llegué de España, siempre en el sur de la cuidad , en distintas comunidades. He trabajado en las Escuelas de Fe y Alegría, en las Escuelas Estatales, y desde hace 8 años en la administración de un Centro Médico de Promoción Humana. Nunca pensé estar en el mundo de la  Salud, pero me encuentro muy bien, pues se puede estar muy cerca de la gente que más sufre. Ser pobre y estar enfermo es muy triste. Este trabajo me hace estar en contacto con mucha gente y escuchar sus problemas, no tanto solucionarlos, pues pocas veces se puede, y en otras ocasiones no vienen para que les soluciones el problema, sino para que les escuches. Tenemos varios servicios de medicina y algunas especialidades, y entre los servicios que prestamos es el de la escucha, que a mucha gente le sorprende verlo en la publicación, como un servicio permanente.
       En este momento no tengo a mano fotos para mandaros, sobre la realidad del barrio, pero os prometo que en otro momento os las mandaré y será motivo para escribiros más cosas. Ahora tengo que ir a una reunión del personal de Centro Médico, para organizar el aniversario de dicho Centro y el de la Congregación de las Hnas. del Amor de Dios, que ya se acercan.
      Gracias por vuestro recuerdo y vuestras oraciones.

Hna. Aurora Ayuela Lobato.